Noticias

VACUNACIÓN ANTIGRIPAL
Comienza hoy la distribución de las 100.000 dosis de vacuna antigripal que el Ministerio de Salud a ...
LEPRA EN EL MUNDO
Uno de cada 10 casos de esta enfermedad en el mundo afecta a menores de 14 años
TRATAMIENTO ACORTADO DE LA TB-MDR (2)
Actualización de STREAM ensayo clínico aleatorio
ESTUDIO DE COHORTES CONCLUYE QUE ES POSIBLE UN DRÁSTICO ACORTAMIENTO DEL TRATAMIENTO DE LA TBC
Presentado en la 46a Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar (Diciembre 2015)

+ noticias

13/01/2012
 
General
BUENOS AIRES: EL CONSUMO DE PACO INCREMENTÓ LOS CASOS DE TUBERCULOSIS
 

Durante el año pasado, la cantidad de consumidoras de paco* internadas por tuberculosis se multiplicó por diez. 

 



La feminización de la enfermedad




Durante el año pasado, la cantidad de consumidoras de paco* internadas por tuberculosis se multiplicó por diez. En un instituto especializado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), en 2011 se internaron diez mujeres. El año anterior había sido una sola. La doctora Graciela Cragnolini de Casado, directora del Instituto de Tisio Neumonología ‘Prof. Dr. Raúl Vaccarezza’, donde se interna a estos pacientes. sostiene: “Hay más adictos al paco varones que mujeres, y la tuberculosis es más frecuente en los hombres que en las mujeres. Entonces, si teníamos una mujer y ahora tenemos diez, la realidad habla por sí sola de un aumento preocupante de un problema de salud pública del que debemos ocuparnos”



La feminización de la tuberculosis comenzó a observarse entre los trabajadores bolivianos de los talleres textiles clandestinos del área metropolitana de Buenos Aires y la cepa causante de estos casos no es importada, sino la que circula en el país. En los jóvenes adictos, la enfermedad adopta formas extremadamente graves, son pacientes que llegan desnutridos, caquécticos: las mujeres no pesan más de 35

kilos y los varones no llegan a los 50. 



La infección tuberculosa se transmite de persona a persona al hablar, toser o estornudar. El bacilo tuberculoso provoca la enfermedad cuando el sistema inmunológico no puede defenderse. Varios factores como el hacinamiento, la falta de higiene, la mala alimentación, las enfermedades inmunosupresoras, como diabetes y la infección por VIH, favorecen el desarrollo de la enfermedad.



En los adictos al paco, que en general viven condiciones deficitarias, aumenta el riesgo de enfermar ya que este producto afecta intensamente los mecanismos defensivos. Los especialistas consultados sostienen: “en los consumidores de paco hay un aumento de casos de tuberculosis”. Si pensábamos que esta enfermedad era algo del pasado, esto es erróneo. La tuberculosis existe y actualmente está muy asociada con la promiscuidad, las adicciones y los barrios carenciados. Donde esté esa conjunción seguramente habrá una mayor concentración de casos”.





El gran desafío




Un punto crítico pero a su vez muy complejo, es mantener a estos pacientes bajo tratamiento. Mujeres y varones no soportan los límites, la abstinencia, el orden ni los horarios. Entonces, apenas se recuperan un poco se escapan sin la alta médica. “Algunos lo han hecho con un tubo de drenaje torácico colocado o con una sonda en la vejiga”, señala la doctora Cragnolini.



Un seguimiento de las pacientes realizado por su equipo multidisciplinario determinó que no toleran más de tres días de internación, aunque regresan a los 15 días aún más graves, con entre 6 y 9 internaciones en promedio por paciente, Si bien en Argentina el 60% de los pacientes son de países vecinos, en el caso de las adictas al paco, cachorros para comprar son todas argentinas, más jóvenes de lo habitual y todas tienen entre uno y cinco hijos”, detalla la directora del Instituto Vaccarezza. La marihuana fue la puerta de entrada al consumo que, en ocho o diez años, desembocó en el paco, que tiene un efecto rápido y pasajero. Por eso, seis de estas mujeres consumían más de 20 dosis por día y cuatro, más de 30, es decir que necesitaban conseguir más de 300 pesos diarios. La mayoría recurrió a la prostitución, ya sea a cambio de dinero o de droga, o a la venta de muebles y objetos de la casa donde viven. Es común que la familia les niegue la entrada y consumidoras muy jóvenes terminen en situación de calle.



“Fui al hospital hace tres años porque me asusté –recuerda una de estas pacientes–estaba ‘re mal’, en la calle y sin ganas de recuperarme, tirada, por los tachos de basura. Empecé con muchos dolores en el cuerpo y tenía fiebre, me desmayaba y escupía sangre. Esto me asustó mucho. No podía con mi cuerpo. Pero hay otras mujeres que no piden ayuda porque cuando estás drogada no duele nada, no se siente nada. La hospedagem asp que tiene tuberculosis se muere. Si no la van a buscar, no va a ir al hospital. Por la zona cercana al Riachuelo no te imaginás la cantidad de mujeres con tuberculosis que hay”. 



Y en algo coinciden todas cuando llegan al hospital en muy mal estado. “Quieren mejorar, pero no siempre se trata de voluntad. Lloran mucho, sufren por sus hijos, les cuesta hablar del tema y saben que si vuelven al ambiente de siempre van a recaer –dice la doctora Cragnolini–.Esta señal de alarma, el aumento de la internación de las mujeres, debería ser un punto de inflexión y de reflexión”.



Fuente: La Nación (Argentina) – 3 de enero de 2012





El paco (llamado también pasta básica de cocaína, bazuco, pasta base, PBC u oxi) es una droga de bajo costo que está elaborada con residuos de cocaína y procesada con ácido sulfúrico, kerosene e incluso otras sustancias tóxicas. Se suele consumir por vía respiratoria en pipas o sobre la marihuana o tabaco en forma de cigarrillo. Debido a su composición química, es muy tóxica y al ser su efecto muy breve es extremadamente adictiva. Consiste en una sustancia psicoactiva compuesta principalmente por la extracción de alcaloides de la hoja de coca que no llegan a ser procesados hasta convertirse en el clorhidrato de cocaína. Se vende de esta forma en buena parte de Sudamérica. Sus efectos secundarios son muy similares a los de la cocaína, aunque el riesgo de padecer alguno de ellos es mucho más alto por las mezclas de químicos y otras sustancias que contiene el paco y sobretodo debido a que no está refinada como la cocaína.