Noticias

VACUNACIÓN ANTIGRIPAL
Comienza hoy la distribución de las 100.000 dosis de vacuna antigripal que el Ministerio de Salud a ...
LEPRA EN EL MUNDO
Uno de cada 10 casos de esta enfermedad en el mundo afecta a menores de 14 años
TRATAMIENTO ACORTADO DE LA TB-MDR (2)
Actualización de STREAM ensayo clínico aleatorio
ESTUDIO DE COHORTES CONCLUYE QUE ES POSIBLE UN DRÁSTICO ACORTAMIENTO DEL TRATAMIENTO DE LA TBC
Presentado en la 46a Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar (Diciembre 2015)

+ noticias

03/04/2009
 
General
LA LUZ ULTRAVIOLETA (UV) PODRÍA REDUCIR EN UN 70% LA TRANSMISIÓN INTRA-HOSPITALARIA DE LA TB
 






La instalación de lámparas de luz UV en los hospitales, ayudaría a reducir la transmisión de la infección tuberculosa, incluso de las cepas resistentes a las drogas.



 


Esta información surge de un nuevo estudio publicado recientemente en la revista PLoS-Medicine[1]. Este estudio, que investigó la transmisión del bacilo tuberculoso de pacientes enfermos a cobayos, sugieren que la instalacion de simples lámparas de luz UV en los hospitales, ayudaría a reducir la transmisión de la infección tuberculosa, incluso de las cepas resistentes a las drogas.



De acuerdo con lo informado por la Organización Mundial de la Salud, cada año enferman de TB casi 10 millones de personas y mueren por dicha enfermedad casi dos millones. El riesgo de infección es particularmente alto en lugares donde la gente está hacinada, como en hospitales, albergues para gente sin hogar y en prisiones.



Cuando un paciente tuberculoso tose, los bacilos se diseminan en el aire mediante pequeñas gotas que flotan en el aire ambiental  e infectan a otras personas (pacientes, visitas, personal de salud).



Los investigadores del citado estudio, pertenecientes al Colegio Imperial de Londres, la Universidad de Leeds y el Hospital Nacional Dos de Mayo, de Lima (Perú) entre otras instituciones, sostienen que estos gérmenes pueden ser destruidos instalando una luz UV, que emita ondas UV tipo C (UV-C), en el cielorraso de los ambientes, conjuntamente con un sistema de ventilación que mezcle el aire.



La radiación emitada por las lámparas UV-C, destruye los bacilos tuberculosos, incluso las cepas resistentes a los fármacos antituberculosos, al dañar su ADN de tal forma que no pueden multiplicarse, crecer ni infectar a las personas.








[1] Upper-Room Ultraviolet Light and Negative Air Ionization to Prevent Tuberculosis Transmission. Escombe AR, Moore DAJ, Gilman RH, Navincopa M, Ticona E, Mitchell B et al. http://dx.doi.org/10.1371/journal.pmed.1000043