Noticias

VACUNACIÓN ANTIGRIPAL
Comienza hoy la distribución de las 100.000 dosis de vacuna antigripal que el Ministerio de Salud a ...
LEPRA EN EL MUNDO
Uno de cada 10 casos de esta enfermedad en el mundo afecta a menores de 14 años
TRATAMIENTO ACORTADO DE LA TB-MDR (2)
Actualización de STREAM ensayo clínico aleatorio
ESTUDIO DE COHORTES CONCLUYE QUE ES POSIBLE UN DRÁSTICO ACORTAMIENTO DEL TRATAMIENTO DE LA TBC
Presentado en la 46a Conferencia Mundial de La Unión sobre Salud Pulmonar (Diciembre 2015)

+ noticias

08/06/2011
 
General
RE-INTRODUCCIÓN DE LA BCG EN RECIÉN NACIDOS
 

En Londres vacunarán a todos los recién nacidos contra la tuberculosis

 

Todos los recién nacidos en Londres a partir del próximo año, recibirán la vacuna contra la tuberculosis (TB). Durante la última década se ha ido perdiendo la batalla contra esta enfermedad, señalan desde el National Health Service (NHS) (Servicio Nacional de Salud) de la capital británica, a tal punto que Londres ocupa el primer puesto entre las ciudades europeas con mayor incidencia de la enfermedad (43 de cada 100.000 personas la padecen)



El NHS establece que las principales razones de este aumento de una enfermedad casi erradicada en los años 70, son por lo menos dos. Por un lado, muchos de los afectados durante este tiempo no han completado su tratamiento, por lo que han dado origen a cepas de bacilos resistentes a los medicamentos antituberculosos y por otro, Londres recibe constantemente el arribo de inmigrantes de países en los que la TB tiene una alta prevalencia, como India o algunos estados africanos. El 84% de los afectados de Londres no ha nacido en Gran Bretaña y a su vez el porcentaje de fallecidos es sensiblemente mayor en este grupo demográfico. Sin embargo, el hecho de que la enfermedad actúe por igual sobre las nuevas generaciones requiere la implementación de medidas drásticas. Así pues, el gobierno de la ciudad decidió actuar con firmeza y su objetivo es que para la tercera década del presente siglo, la TB se reduzca hasta límites residuales. Más allá de cuestiones sanitarias, con esta medida sobre los recién nacidos, se pretende evitar un desequilibrio en los presupuestos públicos, ya que el tratamiento de un paciente que apenas haya desarrollado la enfermedad costaría 2.000 libras, en tanto que en casos más avanzados y cuando los gérmenes se vuelven resistentes, la cifra asciende a 50.000.



 



Fuente: La Vanguardia (España)